Saltear al contenido principal
Menú

Trucos caseros para cuidar la piel

Trucos Caseros Para Cuidar La Piel

Hoy os traemos algunos de los trucos caseros más eficaces a la hora de mantener una piel perfecta.

Toma el sol. Muchas veces por vergüenza o complejo, evitamos exponer la zona al sol, sin darnos cuenta de que puede ayudar, y mucho, la Vitamina D, es la que nos ayuda a absorber mejor otras sustancias como el calcio o el fósforo. El sol nos ayudará a secar las heridas que provoca la foliculitis. Una exposición de 10 minutos es suficiente, eso sí, sin protección solar.

El limón, uno de los cítricos con mayor potencia antioxidante, además tiene un efecto aclarante y despigmentante que ayudará a mejorar la apariencia de las cicatrices. También tiene un gran efecto astringente y bactericida, lo que nos ayudará para bajar la hinchazón de la zona irritada.

lemons-1132558_1280

Añade ajo a tus comidas. El ajo es el antibiótico natural por excelencia, si ingerimos uno o dos dientes de ajo al día, además de mejorar nuestra salud en general, combatiremos la infeecion provocada por el folículo inflamado.

Aceite del árbol del té, la esencia milagrosa. Esta planta lo cura todo, desde hongos hasta el acné, y va muy bien para ayudarnos a eliminar los pelos enquistados. El modo de empleo es muy sencillo, mezclar una o dos gotas en la palma de la mano con aceite de almendras o nuestra crema habitual y lo aplicamos en la zona previamente lavada. Tienes que ser constante y realizar la aplicación 2 o 3 veces a la semana, en un mes verás resultados. Es importante que no apliques el aceite directamente en la zona, porque podría irritarse aun más debido a su fuerte concentración.

Deja que tu piel respire, si mantenemos la zona tapada, es muy probable que esta no transpire, lo que hará que sudemos, este sudor es altamente nocivo para una zona que está irritada. Una piel oxigenada es igual de importante que una piel limpia o correctamente hidratada.

Mantén una higiene muy cuidada, la foliculitis no deja de ser una infección, por lo que cualquier prenda o tejido que entre en contacto con la zona infectada debe ser lavado correctamente, para evitar que se prolongue la infección o que se propague a otras zonas. Nuestro consejo: usa siempre maquinillas desechables, cambia las sábanas cada dos días y sobretodo, evita tocar la zona sin guantes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *