Blog

Otoplastia, qué es y en qué consiste

Comparte este post

La primera carta de presentación es nuestro rostro. Hay personas que debido al tamaño o forma de sus orejas les crea una serie de complejos e inseguridades. No se retiran el pelo de la cara para taparlas constantemente y que pasen desapercibidas. En este post vamos a hablar de la otoplastia o cirugía de las orejas y como con esta intervención se consigue armonizar el tamaño y posición de estas en conjunto con el rostro. ¡No te lo pierdas!

¿Qué es la otoplastia y en qué consiste?

Es la cirugía facial que tiene como objetivo corregir y remodelar las orejas prominentes logrando mejorar su proporción y posición. En la intervención lo que se hace es resituar las orejas de soplillo que están demasiado separadas del cráneo, como reducir su tamaño si son excesivamente grandes, remodelar el lóbulo colgante o recrear el pliegue exterior si es necesario.

La operación consiste en una pequeña incisión por detrás de las oreja para remodelar el cartílago y hacer que se pliegue en las zonas apropiadas, así se consigue una oreja más natural y la cicatriz queda oculta debido a su localización detrás de la oreja.

Se puede realizar a cualquier edad, una vez que las orejas hayan alcanzado su tamaño definitivo que normalmente es a los 5 años. En esta edad el pabellón auditivo ha alcanzado la mayor parte de su crecimiento.

La otoplastia se puede realizar con anestesia local y la duración estimada de la operación es de 1 a 2 horas aproximadamente. No requiere hospitalización con lo cual el paciente se puede volver a cada tras la operación.

Tipos de intervención

• Si el desplegamiento no es muy grande, se pliega el cartílago y de dan puntos de sutura en la piel.
• Si el desplegamiento es grande, se ancla el cartílago al cráneo y se retira la piel sobrante.

Después de hacer las incisiones, el médico profesional podría retirar el exceso de cartílago y piel. A continuación, doblará el cartílago y lo colocará en la posición correcta fijándolo con puntos internos.

Resultados de la otoplastia

Los resultados son muy satisfactorios y efectivos. Rápidamente se aprecia como las orejas quedan pegadas a la cabeza. Son permanentes e inmediatos. Con esta intervención quirúrgica mejora la autoestima de la persona que se lo realiza reforzando su seguridad y confianza. Tras la operación, es normal que los primeros días las orejas duelan un poco. Estas molestias se reducen con analgésicos para poder calmar el dolor.

En el post operatorio hay que llevar una banda elástica para acabar de fijar la postura de las orejas y evitar la suciedad. Se recomienda hacer la otoplastia en invierno y no en épocas de calor. Se debe evitar dormir de costado para no ejercer presión sobre las orejas, no frotar con fuerza sobre las incisiones y utilizar camisas de botones o con cuellos amplios.

Otoplastia con hilos tensores

Es la intervención menos invasiva que existe a la hora de operar las orejas; ofrece un resultado natural. Hay que hacer hincapié en que la otoplastia con hilos tensores pueden ayudar a conseguir puntualmente un mejor aspecto de la oreja. En la mayor parte de los casos, no sirven para corregir las orejas desplegadas u otro tipo de malformaciones. Este procedimiento dura una media hora en cada oreja, se realiza mediante unas microincisiones que no requieren sutura y no deja ningún tipo de cicatriz, ni requiere vendajes. Las personas a las que se recomienda este tipo de intervención con hilos tensores son aquellas que desean realizar una corrección de sus orejas. Cuando el cartílago es duro y no se puede moldear hay que descartar esta opción. Es recomendable que se intervenga en las dos orejas. Hay pacientes que solo quieren corregir una ya que la deformidad es más evidente de un lado. Los especialistas aconsejan intervenir en las dos para obtener buenos resultados.

El precio de la otoplastia oscila entre los 1800€, es orientativo ya que cada paciente tiene unas necesidades especiales. Cada persona requiere de un análisis y de un diagnóstico particular.

Solicita una cita

¡Nosotros te llamamos!

GARANTÍA DE RESULTADOS

¡Tu confianza es lo más importante!

Gracias a la última aparatología, los protocolos específicos que desarrollamos en nuestros centros y el expertís de más de 20 años en el sector, podemos comprometernos con la eficacia de nuestros tratamientos de depilación láser, y por tanto, los resultados de los mismos.

Por ello, al comprar un bono de depilación láser de 2 años de una zona corporal, cumpliendo con la seriedad que nos caracteriza, entregaremos un documento para la firma de esta garantía. Porque llevamos nuestro compromiso por escrito y te ofrecemos hasta 1 año adicional completamente gratis.

Esta garantía de resultados se ejecutará si, pasados los 2 años del tratamiento de depilación láser contratado, el 90% del vello de la zona no hubiese desaparecido.

Más información

Condiciones de compra online

Los bonos adquiridos en nuestra página web son para un único centro. Una vez canjeado, las sesiones de dicho tratamiento solo se podrán realizar en ese centro.

Tu cupón tendrá la validez de un año desde el momento de su compra.

Imprescindible reserva: llamando a tu centro. Las cancelaciones de reservas deben efectuarse con al menos 24 horas de antelación, en caso contrario se dará el servicio por realizado.

Recuerda presentar tu bono el día de la cita, ya sea impreso o en el móvil. Es imprescindible para que en el centro puedan validar tu compra.

Este tratamiento está sujeto a la disponibilidad del centro en el que desees validarlo.

Rellena el formulario para que podamos enviarte tu tratamiento y agendar una cita.

Rellena el formulario para que podamos enviarte tu tratamiento y agendar una cita.

Rellena el formulario para que podamos enviarte tu tratamiento y agendar una cita.

Rellena el formulario para que podamos enviarte tu tratamiento y agendar una cita.

Tu primera sesión
DEPILACIÓN LÁSER
Ingles + axilas
80
29

¡Vaya! No hemos podido localizar tu formulario.