Saltear al contenido principal

¿Qué es la artrosis?

¿Qué Es La Artrosis?

A medida que vamos envejeciendo, una de las consecuencias que comenzamos a sentir, es como las articulaciones se van deteriorando sin remedio. A este proceso degenerativo se le denomina artrosis y la padecen unos siete millones de personas, es más, está demostrado que 1 de cada 30 personas sufre una discapacidad derivada de la artrosis ¡Quédate con nosotros!, en este artículo vamos a hablar sobre esta enfermedad, los síntomas, como paliar los dolores que nos produce, ect…

¿Qué es la artrosis?

Las articulaciones son las que hacen que nos podamos mover; los huesos de la cápsula articular son los que las forman. Dentro de las articulaciones se encuentra el líquido sinovial, a su vez, los extremos de los huesos que se acoplan para crear la articulación se recubren por el cartílago. Cuando este tiene una lesión, tiene dolor y rigidez afecta a la función de la articulación. En definitiva, se degenera la articulación provocando un desgaste de los cartílagos.

Este deterioro detiene poder tener una movilidad correcta de la articulación, al desgastarse uno de los cartílagos, terminando por desgastar el cartílago opuesto. Acaba por deformar la articulación entera, provocando dolor, inflamación e inmovilidad.

Al principio convivir con esta enfermedad degenerativa supone un impacto emocional, pero es posible reducir los síntomas y llevar una vida normal. El médico es el reumatólogo ya que es el especialista apropiado para diagnosticar y tratar las dolencias del aparato locomotor como es la artrosis por medios no quirúrgicos. El reumatólogo es el que considera si tiene que derivar a sus pacientes al especialista en cirugía para operar la artrosis por medio de prótesis de cadera o de rodilla.

La artrosis puede afectar en diferentes zonas del cuerpo:

• Artrosis de cadera. En este tipo. El cartílago se la articulación de la cadera se deteriora y la suelen padecer personas mayores.
• Artrosis cervical. Es habitual en personas que tienen más de 50 años. Es producida por una lesión del cartílago de las articulaciones en la zona cervical.
• Artrosis lumbar. Se produce cuando hay una lesión en el cartílago de la columna lumbar.
• Artrosis de rodilla. Aquí se daña el cartílago que envuelve la articulación de la rodilla, que está constituida por la tibia, el fémur y el peroné.
• Artrosis en las manos. Las personas que la padecen se les deforman los dedos y tienen dificultas para moverlos.
• Artrosis generalizada. Afecta a distintas articulaciones del cuerpo.
Síntomas de la artrosis.

Hay estudios que demuestran que a partir de los 50 años el riesgo de sufrir artrosis es mayor.

¿Qué síntomas se tiene?

• Dolor y rigidez articular. Se trata de un dolor cuando se hace ejercicio y que desaparece en el descanso.
• Sensibilidad en zonas cercanas de las articulaciones.
• Degradación de la flexibilidad de las articulaciones.
• Roce entre huesos y ruidos al movimiento. La persona que padece artrosis puede sentir crujidos al estirarse o levantarse.
• Pequeñas deformaciones óseas, alrededor de la articulación afectada. Por ejemplo, en las manos.
• Hay personas que cuando cambia el clima, sienten más dolor… aunque no hay un acuerdo entre los expertos.
¿Qué diferencia hay entre la artrosis y la artritis?

Tanto una como otra afectan a las articulaciones y causan dolor y rigidez en el área afectada, pero son enfermedades diferentes.
La artrosis está producida por el desgaste del cartílago de las articulaciones, bien por edad o por alguna lesión y aunque puede producirse en varias articulaciones no puede extenderse. Sin embargo, la artritis se debe normalmente a una disfunción de la membrana sinovial, que termina también desgastando el cartílago y que puede esparcirse si no se trata correctamente, pudiendo llegar a afectar a órganos vitales.

Por lo general la artrosis duele con el movimiento, mientras que la artritis se presenta en momentos de reposo que se alivia con el movimiento. Hasta hace bien poco, la artrosis era considerada como una enfermedad crónica. En la actualidad, hay una posible recuperación dependiendo de cada caso. En cambio, la artritis puede llegar a curarse.

Tratamientos médicos:

• Analgésicos. Son los medicinas más utilizadas para disminuir el dolor y mejorar la rigidez de la articulación; el más común es el paracetamol.
• Antiinflamatorios. Hay pacientes que a pesar de tomar analgésicos siguen teniendo dolor por lo que necesitan ser tratados con antiinflamatorios no esteroideos, especialmente cuando el dolor es más agudo. En los casos que no manifiestan mejoría con analgésicos o antiinflamatorios no esteroideos, pueden utilizarse analgésicos más potentes como son los opiáceos.
• Condroprotectores. Son sustancias integrantes del cartílago articular y que logran disminuir el dolor de la artrosis, pero ¡ojo! que su eficacia no está todavía ampliamente probada.
• Terapia con infiltraciones. Muchas personas pueden mejorar mediante la administración de sustancias antiinflamatorias dentro de la articulación. La mayoría de las ocasiones se infiltran glucocorticoides, derivados de la cortisona y últimamente se está empleando ácido hialurónico. Las infiltraciones se realizan cuando el dolor no cede habiendo tomado analgésicos y antiinflamatorios. No hay que hacerlas de manera repetitiva debido a que el exceso de corticoides puede ser contraproducente en dosis excesivas. Su uso ideal es en articulaciones donde aún se pueden revertir ciertos procesos. Por otro lado, en artrosis muy avanzadas, la cirugía es la única opción.

¿Qué alimentos comemos si tenemos artrosis?

• Alimentos ricos en Vitamina C tales como las verduras (brócoli, col, espárragos, pepinos, zanahorias, calabacines, lechuga…) o frutas: naranja, fresas, manzana.
• Alimentos ricos en Omega 3-4-6, como los frutos secos, el aceite de oliva, pescado azul, la soja…
• Alimentos ricos en fibra y selenio: cereales integrales, nueces, atún, lácteos o pavo.

Y hay que evitar:

• Grasa y azúcares como la margarina, mantequilla, dulces, bollería.
• Alimentos altos en ácido úrico y purina: carnes grasas y los embutidos.

Recuerda que tienes promociones exclusivas en nuestra tienda online. ¡Compra ahora y disfruta cuando quieras!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *