Saltear al contenido principal
Menú

Cómo parecer más joven sin cirugía

Con el paso de los años la mayoría de las personas con una edad avanzada tienen pequeñas arrugas de expresión “patas de gallo” alrededor de los ojos, que se notan más cuando se sonríe o se expone a la luz solar sin gafas de sol, sombreros o gorras. Como ya hemos dicho son conocidas como “patas de gallo” que se suele asociar generalmente al envejecimiento de la piel.

Según varios expertos explican que estas pequeñas arrugas aparecen debido al movimiento de los músculos que se encuentran debajo de ellas. La piel alrededor de los ojos es muy fina y va pegada al músculo orbicular, que se contrae nada más pestañear. Con el paso de los años, las personas gesticulamos más por lo que el músculo va apretando más a la piel. Pero el movimiento muscular no solo produce estas arrugas, sino que el contacto directo con la luz solar también tiene mucha influencia en su aparición, debido a los rayos UVA que producen un adelgazamiento de la pie.

Hoy en día se puede descartar la cirugía para hacer desaparecer las “patas de gallo”. Existen diferentes alternativas para tratarlas como productos de estética u otros equipos que no requieren de cirugía.

A parte de productos de cosmética y un estilo de vida saludable que combine alimentación adecuada y realizar deporte de manera continuada, existen otros métodos para eliminar las dichosas patas de gallo que aparecen con el paso de los años y envejecen tu mirada. Existen diferentes técnicas y tratamientos de medicina estética con los que no será necesario pasar por quirófano para acabar con este problema.

Si quieres hacer desaparecer estas patas de gallo sin pasar por quirófano, puedes visitar cualquiera de nuestros centros. Allí nuestro equipo de profesionales examinará tu caso y te asesorarán sobre la mejor forma de poner fin a este tipo de arrugas.

Otra alternativa a la medicina estética son las recetas caseras. Siempre existen remedios caseros para todo, y las patas de gallo no iban a ser menos. Con un par de aspirinas trituradas y un poco de miel y yogur puedas crear una mezcla perfecta para aplicar en el rostro durante aproximadamente 20 minutos. Esta crema natural favorece la regeneración de los tejidos y la hidratación de la piel, haciendo que ésta luzca mucho más joven.

Los años no pasan en vano y aunque es algo que no se puede evitar, sí que se pueden evitar o al menos disimular los signos de envejecimiento. Recupera la juventud de tu mirada, haz que vuelva a ser la de siempre y devuélvele la luminosidad y firmeza que ha perdido en los últimos años.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *