Saltear al contenido principal
Menú

Todo lo que necesitas saber de la microdermabrasión

Todo Lo Que Necesitas Saber De La Microdermabrasión

La depilación láser en piernas completas es hoy en día, tanto para hombres como para mujeres, algo natural y cotidiano y se ha consolidado como un procedimiento perfecto para hacer desaparecer el vello por completo en zonas no deseadas.

Si bien es cierto que hay muchos métodos que te permiten llevar a cabo la depilación de tus piernas en casa, no se obtienen los mismos resultados que obtendrás en un centro profesional de depilación.

La microdermabrasión es un tratamiento estético destinado a la mejora de la piel que, en los últimos años, ha aumentado en popularidad y hoy en día es una de las prácticas más demandadas. Sin embargo, para alguien que nunca se ha realizado este tratamiento, son muchas las preguntas y dudas que surgen acerca de la microdermabrasión y su funcionamiento. A continuación, os vamos a contar en qué consiste este procedimiento y resolveremos las cuestiones que más preocupan sobre la microdermabrasión, para ayudarte a saber qué esperar durante tu primer tratamiento.

¿En qué consiste la microdermabrasión?
La microdermabrasión es una técnica no invasiva en la que se emplean pequeños cristales u otros productos con capacidad exfoliante para ayudar y facilitar la eliminación de la capa de células muertas que se encuentran en la capa más superficial de la piel.
Cuando esta capa superficial de la piel se retira, el cuerpo lo interpreta como una lesión, por lo que rápidamente se reemplazan las células que se han perdido en esta zona de la piel por otras células nuevas y saludables. Una sola sesión de este tratamiento da lugar a que la piel luzca mucho más tersa y que cuente con una mayor suavidad, luciendo en general un aspecto mucho más radiante y luminosa. Tras una serie de sesiones de microdermabrasión, se consigue reducir considerablemente los puntos negros y los poros obstruidos, suavizando arrugas y otras líneas finas. Generalmente, la duración de una sesión de microdermabrasión dura de 30 minutos para la zona del rostro.

¿Es un tratamiento indoloro y seguro?
De la misma manera que se realizan otro tipo de tratamientos destinados a la piel, donde se realiza una penetración en la región cutánea o donde se interrumpe la superficie de esta, el equipo de profesionales lleva a cabo este procedimiento de la forma más segura posible. De hecho, son muchas las personas que prefieren el tratamiento de microdermabrasión a otros como el láser o los peelings químicos, debido a que es mucho más rentable y seguro.
Tras el tratamiento, la piel podría encontrarse ligeramente sensible y un poco roja.

¿Verdaderamente funciona?
Dependiendo del número de sesiones, se podrá notar una gran diferencia y cambio en cuanto a la elasticidad, textura y apariencia general de la piel. Para personas de entre 35 y 50 años, las que se encuentran en las primeras etapas de envejecimiento, es donde se pueden visibilizar los mejores resultados. Se recomienda someterse a este procedimiento más o menos cada cuatro semanas.

¿Cuáles son los beneficios de la microdermabrasión?
Las personas que presentan una piel con poros obstruidos y puntos negros o pequeñas arrugas y surcos son las que notarán grandes beneficios. Con la microdermabrasión se consigue estimular el flujo de la sangre, aumentando la nutrición celular de la piel y estimulándose la producción de celular nuevas. Como resultado, se mejora la textura y la elasticidad de la piel. Sin embargo, la microdermabrasión no es recomendable si se sufre de rosácea, quemaduras solares activas, lupus, eczema, llagas abiertas, capilares frágiles, psoriasis o acné generalizado, ya que podría producirse una mayor irritación de la piel y causar más brotes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *