Saltear al contenido principal

Todo lo que debes saber sobre el acné

Todo Lo Que Debes Saber Sobre El Acné

El acné es una enfermedad de la piel, principalmente inflamatoria, que se caracteriza por la aparición de lesiones en la piel como consecuencia de una foliculitis (inflamación de los folículos) y una posterior infección del poro. Esta infección cutánea causa la formación y aparición de los granos, espinillas… Y aunque no sea una enfermedad grave para la salud, puede dejar cicatrices en el cutis y alterar la calidad de vida de las personas que lo sufren.

Existen distintos factores que puedan causar la aparición del acné, y pueden ser tanto externos como internos. Algunos de los factores más comunes son:

  1. Los cambios hormonales, que pueden causar cambios sobre todo durante la adolescencia y el ciclo menstrual.
  2. Los medicamentos como los antidepresivos o antibióticos durante mucho tiempo pueden estimular la aparición del acné, y además alterar la flora intestinal y por tanto tener resultados negativos para la salud de la piel.
  3. Fumar, ya que el tabaco agrava los síntomas del acné provocando estrés oxidativo en la piel y alterando la composición del sebo.
  4. El estrés es uno de los factores que más estimula las glándulas sebáceas, que producen grasa en exceso y así surgen granos y espinillas en la piel.
  5. El uso de maquillaje puede provocar obstrucciones en los poros y que se formen espinillas.
  6. La dieta es una de las claves para la salud y el bienestar de nuestro cuerpo, pues es posible que algunos alimentos como los que contienen mucho azúcar o los lácteos puedan agravar la situación de la piel que ya puede sufrir imperfecciones.

Actualmente no existe un método infalible para prevenir el acné, pero quienes lo padecen pueden reducir el impacto de esta patología si siguen algunas recomendaciones como:

  • Limpiar la cara diariamente
  • Secar la piel sin frotarla, sino dando toquecitos con una toalla
  • Reducir el contacto del pelo con la piel del rostro
  • Utilizar productos cosméticos no comedogénicos
  • No tocar los granos que se formen

Pero claro, el acné puede desaparecer a medida que pasa el tiempo, aunque existan tratamientos que sean muy útiles para prevenirlos y eliminarlos. En ciertas ocasiones dependiendo del tipo de acné, es necesario un tratamiento oral o bien una combinación de tratamientos tópicos y orales.

En cuanto a las secuelas del acné, aunque lo más difícil del proceso sea precisamente esto, eliminarlo, para muchas personas continúa después de ello, simplemente porque a veces quedan cicatrices y marcas en la piel, que lamentablemente hoy en día no se pueden quitar por completo, pero si reducirlas y hacerlas menos visibles. Para evitar que esto ocurra, lo mejor es no tocar los granos con las manos. Las cicatrices surgen del daño causado en la capa exterior de la piel. Por tanto, la piel no puede regenerarse y las heridas se curan gracias a las fibras de colágeno, pero el problema es que estas fibras dejan un aspecto rugoso y quedan marcas visibles en la piel. Existen diversos tratamientos para poder reducirlas, pero en todo caso, es mejor ponerse en manos de expertos en patologías de la piel para encontrar el tratamiento más adecuado para cada uno.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *