Saltear al contenido principal
Menú

Grandes mitos sobre la depilación láser

Los tratamientos de depilación láser han revolucionado el mundo de la medicina estética, convirtiéndose en uno de los procedimientos favoritos para la eliminación permanente del vello en zonas no deseadas. Es por ello por lo que, se han creado muchas afirmaciones erróneas referentes a esta práctica. A continuación, aclararemos algunos falsos mitos sobre la depilación láser. ¡Sal de dudas!

No es eficaz en vello claro
Las personas que presentan un vello rubio o más claro presentan menos concentración de melanina, por lo que necesitan más sesiones para eliminar el pelo de manera permanente, pero no significa que no puedan someterse al procedimiento o que no vaya a funcionar igual. Algunos tratamientos, como la depilación láser de diodo, pueden aplicarse a todo tipo de pieles y de vello, dando lugar a excelentes resultados.

Se necesita dejar crecer el pelo durante el tratamiento
Al comienzo del tratamiento es recomendable no venir depilado, para realizar un diagnóstico optimo del paciente y valorar el tipo de vello y piel para establecer la potencia más adecuada en función a sus características. Tras el estudio previo, se debe rasurar con cuchilla la zona en la que se va a aplicar el tratamiento para evitar quemaduras en la piel y mejorar la capacidad de acción del láser.

Algunas zonas no pueden depilarse
No existe ninguna zona del cuerpo en la que crezca el vello que no pueda depilase con láser. Se puede aplicar el tratamiento en zonas faciales como el labio superior, mentón, orejas, mejillas… etc. así como en otras regiones corporales como las axilas, el tórax, la espalda, las ingles, las piernas o la línea del alba.

Si te has depilado previamente con cera no es igual de efectivo
La cera arranca directamente la raíz del pelo, pero este crece de manera continua por lo que el folículo sigue estando intacto en la piel, el cual es lo que se encarga de destruir la energía del láser.

En verano no te puedes depilar
Es muy importante que durante tu tratamiento de depilación láser la zona tratada no se exponga directamente y que se use protección solar durante las exposiciones directas al sol para evitar la aparición de manchas, irritaciones o quemaduras severas y graves.

No puedes tomar el sol después del tratamiento
Después de cualquier sesión de depilación láser se debe cuidar la piel, pero una vez esté recuperada, tras unas 48 horas, se puede tomar el sol sin ningún problema, aunque siempre aplicando previamente un protector solar y evitando la exposición prolongada.

Los tratamientos de depilación láser son dolorosos
Es verdad que la depilación láser no es completamente indolora, se pueden sentir ciertas molestias durante el procedimiento, como una sensación de hormigueo o pequeño pellizco en la piel. Sin embargo, esto dependerá de cada persona y de su umbral del dolor. Para mitigar el dolor, se pueden aplicar cremas anestésicas en la zona donde se aplicará el láser que reducirán las molestias durante el tratamiento

Al final el pelo vuelve a salir
Numerosos estudios han demostrado que con el láser se consigue eliminar un alto porcentaje del pelo tratado. Mediante estos tratamientos se destruyen los folículos pilosos que se encuentran en la piel, por lo que el vello no vuelve a salir y se consigue así una depilación definitiva.

Como ves, la depilación láser es uno de los procedimientos más efectivos para eliminar el vello en zonas no deseadas de manera permanente. Con este artículo hemos desmontado algunos conceptos falsos que giraban en torno a esta práctica, ¡no hay de qué preocuparse! Elige el tratamiento láser que mejor se adapta a tus necesidades en cualquier de nuestros Centros IDEAL.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *