Saltear al contenido principal

¡Aprende a hacer exfoliantes corporales caseros!

¡Aprende A Hacer Exfoliantes Corporales Caseros!

A todas nos encanta tener la piel cuidada, brillante y perfecta. Ahora puedes lucir una piel cuidada, ¡sin moverte de casa! A continuación, te contamos cuáles son los mejores exfoliantes corporales que puedes hacer desde tu casa. En tu propio hogar, seguro que cuentas con infinidad de ingredientes que son buenos para tu piel y ni siquiera lo sabías.

Café

El café tiene beneficios exfoliantes muy buenos para tu piel. Para poder crear un exfoliante natural de café tan sólo tienes que mezclar café molido con una crema hidratante que tengas por casa. Antes de la ducha, aplica la mezcla sobre tu piel y imprégnala con movimientos circulares. Una vez que hayas terminado, elimina los excesos con agua tibia, ¡notarás la piel mucho más suave!

Almendras y azúcar moreno

Estos ingredientes son perfectos antioxidantes para tu cuerpo. Si quieres hacer un exfoliante casero muy fácil con ellos tan sólo tienes que poner a calentar aceite de almendras y mezclarlo con tres cucharadas de azúcar moreno una vez que esté tibio. Cuando la mezcla esté lista, aplícalo por tu cuerpo con la ayuda de una esponja, déjalo durante aproximadamente 5 minutos y cuando hayan pasado, retíralo con agua tibia, ¡y listo!

Azúcar y limón

El exfoliante casero más sencillo es el de azúcar y limón. Tan solo tienes que mezclar 3 cucharadas del azúcar que tengas por casa con el zumo de medio limón exprimido. Tras salir de la ducha con aún el cuerpo húmedo, aplícalo y déjalo actuar durante 5 o 7 minutos. Para quitarlo, limpia tu cuerpo con agua tibia. Realízalo dos veces por semana, ¡y notarás resultados en seguida!

Aceite de oliva, azúcar y limón

Para una piel más luminosa, tan sólo tienes que mezclar dos o tres cucharadas de aceite de oliva con dos de azúcar y una de zumo de limón. Remueve bien y aplica la mezcla con ayuda de movimientos circulares por todo el cuerpo. Deja que actúe durante 10 minutos y cuando pase ese tiempo quítala con agua tibia.

Miel y avena

Por último, otros ingredientes que lograrán que tu piel esté radiante son la miel y avena. Si por tu casa tienes avena molida, utiliza una cucharada y otra de miel para conseguir una pasta consistente. Cuando esté lista, aplícala sobre la piel de tu cuerpo y déjala reposar unos minutos. Para quitarla métete en la ducha y ayúdate con jabón, ya que la miel es pegajosa y puede ser un poco más complicado. Pero ¡los resultados merecen la pena!

***

Como has visto, para mejorar la textura de la piel y hacer que esté más sedosa y luminosa, ¡no tienes ni que salir de casa! Con unos pocos ingredientes puedes crear los mejores exfoliantes caseros. Y si ya estás planteándote realizarte un tratamiento de reafirmación o iluminación visita nuestra tienda online.

Recuerda que tienes promociones exclusivas en nuestra tienda online. ¡Compra ahora y disfruta cuando quieras!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *