Saltear al contenido principal
Menú

El cuidado de las piernas

El Cuidado De Las Piernas

Las medias de nailon, los pantalones estrechos y las botas aprisionan las piernas y no permiten que transpiren. Por eso no es de extrañar que su piel no parezca lisa y homogénea sino grisácea, sin brillo y escamosa.

Para alisar la piel y dejarla bien tersa, lo mejor es una crema tipo peeling para limpiar todas las impurezas y retirar las células muertas.

Tras la ducha y el baño se deben frotar con emulsiones y lociones para el cuerpo o con cremas especiales para las piernas como las indicadas para piernas cansadas. Algunas de éstas contienen sustancias que activan la circulación sanguínea y relajan los tirones musculares. Si tiene pequeñas venillas marcadas detrás de las rodillas o en las pantorrillas de colo violeta o rojizo, se debe acudir a un dermatólogo. En la mayoría de los casos se pueden quitar con los medicamentos adecuados y evitar que lleguen a formarse varices.

Para prevenir las varices lo mejor es evitar comprimir las piernas metiéndolas en botas estrechas o medias muy apretadas. Tampoco son buenos los zapatos de tacón muy alto;  es mejor cambiar de altura y procurar no utilizar los mismos zapatos diariamente.

Para combatir la hinchazón de las piernas una de las mejores opciones (como siempre) es hacer ejercicio, si eres de las que antes muerta que en una bicicleta… Puedes probar otros métodos como masajes (siempre de formas ascendente desde los tomillos hasta el glúteo), otra opción es mantener las piernas en alto durante 15 minutos, pero cuidado con la postura; recuerda siempre mantener la espalda recta formando un ángulo recto de 90º.

Si se tienen los muslos flácidos o blandos lo que necesitamos es tonificar y reafirmar la zona, para eso (una vez más) el método más eficaz es algún tipo de ejercicio que trabaje bien la zona como las sentadillas.

También se pueden hacer masajes diarios en seco usando un cepillo adecuado, los mejores cepillos son los de goma, los guantes de fibras naturales o los cepillos que se venden en farmacias y perfumerías para dar masajes.

Las duchas que alternan agua fría y agua caliente también son eficaces contra los problemas de las piernas, así la crema penetra mejor en la piel. Si se sabe hacer bien, los masajes con pellizcos también son buenos aliados, pero debe tenerse mucho cuidado y suavidad para no crearnos una lesión (hematoma).

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *