Saltear al contenido principal

Cuero cabelludo quemado

Cuero Cabelludo Quemado

¿Cuándo vas a peinarte el pelo te duele?

Si te ocurre esto, seguramente es porque te has quemado el cuero cabelludo. No hay que olvidar que tiene un papel muy importante en las salud capilar, por lo tanto, hay que cuidarlo y mimarlo con esmero. En este post hablamos sobre los cuidados que hay que tener en un cuero cabelludo quemado ¡No te lo pierdas!

¿Qué es el cuero cabelludo?

El cuero cabelludo es la piel que cubre el cráneo, en la cual crece el cabello. Pero esta piel no es la misma que la que encontramos en el resto del cuerpo puesto que debajo de ella hay muchos vasos sanguíneos que en cualquier otra piel del cuerpo. Se encuentra en la raíz del pelo y por la tanto hay que cuidarla de igual manera o incluso más; aquí encontramos los folículos pilosos y las glándulas sebáceas. Éstas últimas son las que van a originar la lubricación al cabello para que sea suave y manejable y, por lo tanto, cuidar de manera natural esta piel.

A muchas personas les ocurre que el pelo les crece muy débil, es muy habitual que el cabello no sea el problema, sino el cuero cabelludo. Debido a tratamientos químicos, productos de peluquería, exposición al sol…el pelo se daña, quema o debilita, por lo que nace dañado en la raíz, que en definitiva es la parte que lo va a sujetar y que lo alimenta.

Causas por las que podemos tener un cuero cabelludo quemado

  • Utilizar champús irritantes o incluso algún tratamiento de peluquería que puedan con el contacto y debido a su composición química sensibilizar el cabello.
  • Enfermedades como dermatitis atópica o psoriasis.
  • Un exceso de grasa o seborrea.
  • Alergias a los frutos secos, intolerancias alimentarias como por ejemplo a los lácteos o dietas pobres en nutrientes.
  • Exceso de alcohol.
  • Estrés.
  • Cambios hormonales, embarazo, menopausia.
  • Piojos.
  • Temperaturas extremas, muy frías o calor.
  • Ambientes excesivamente contaminados.

¿Qué hacer cuando tenemos el cuero cabelludo quemado o débil?

• Hay que evitar rascarse ya que cuando tenemos el cuero cabelludo quemado, inflamado o sensible podemos producirnos heridas que se pueden infectar e incrementar el problema.
• Prescindir de los champús que sean muy irritantes y los productos que contengan químicos irritantes, hablamos de los sulfatos. Un cuero cabelludo quemado, puede estar inflamado y por lo tanto en la medida de lo posible hay que procurar no lesionarlo.
• No hay que ponerse lacas, gelatinas y siliconas volátiles o productos con alcohol que tienden a secar más el cuero cabelludo y así pues irritarlo. Las siliconas hacen una barrera y evitan que los componentes que aplicaremos para calmar el cuero cabelludo no penetren. Igualmente cubren los folículos y las glándulas sebáceas impidiendo la correcta fluidificación de la grasa.
• No comer alimentos que a los que seamos alérgicos o intolerantes.
• Una exposición prolongada al sol puede provocar un daño irreparable. El cuero cabelludo es una de las zonas más sensibles a la radiación ultravioleta.
• Hidratación máxima. Si hay problemas de dermatitis atópica o sequedad, es fundamental mantenerse hidratado, no solo con agua también con infusiones, té verde, caldos o zumos. Aumenta la ingesta de alimentos que van a mejorar la hidratación de la piel tales como el aguacate, el coco, omega 3, 6, 7 y 9 y como no el aceite de oliva.
• Lávate el pelo con agua fría y muy importante aclarar bien para eliminar cualquier resto de champú u otro producto que hayamos aplicado.
• Evita usar gorras o sombreros para que el cuero cabelludo pueda oxigenarse.
• Es conveniente que te hagas con un buen cepillo que tenga cerdas suaves para que no irrite el cuero cabelludo quemado. Aunque lo tengamos irritado hay que cepillarlo para eliminar las posibles células muertas.
• Es muy importante lavarse el pelo frecuentemente para evitar el exceso de células muertas y el sebo que a la larga puede provocar la aparición de caspa. Frota con la yema de los dedos y no con las uñas.
• Aplica compresas frías en el cuero cabelludo quemado.
• Va fenomenal echarse aceite de oliva por la noche y dejarlo actuar 10 minutos. Pasado el tiempo aclara con mucho agua y al día siguiente lava el cabello.

Esperamos que hayas tomado nota de todos estos consejos y soluciones para evitar el cuero cabelludo quemado. Aunque si lo que buscas es un tratamiento completo con el que recuperar la densidad del cabello, frenar la caída y la pérdida habitual de pelos durante el verano y recuperar el brillo y la fuerza, no hay nada como ponerse en manos de Centros Ideal y se su Tratamiento Capilar experto, realizado por médicos estéticos expertos en la materia. Este tratamiento para el pelo consiste en la introducción de plasma rico en el cuero cabelludo para activar el crecimiento del cabello en dicha zona. El pelo recupera fuerza, brillo y densidad en apenas días, siendo un cambio muy efectivo en cuanto el nuevo cabello empieza a crecer y se equipara al largo habitual. Además, es un tratamiento indoloro y fácil de realizar. En Centros Ideal no paramos de pensar en nuestros clientes y te invitamos a que pases por cualquiera de nuestros centros o que visites nuestra página web ¡seguro que hay alguno se ajusta a tus necesidades! Te esperamos.

Recuerda que tienes promociones exclusivas en nuestra tienda online. ¡Compra ahora y disfruta cuando quieras!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *