Saltear al contenido principal
Menú

Consejos para eliminar la celulitis

Consejos Para Eliminar La Celulitis

Hoy en día el tema de la celulitis afecta en general tanto a hombres como a mujeres. No es un ningún misterio ya que solo es una acumulación de grasa. La mayoría de los tratamientos que están en el mercado no quitan la celulitis por completo, sino que intentan reducirla lo máximo posible.

La celulitis afecta principalmente a las mujeres en la zona de las caderas y el culo donde la grasa subcutánea se acumula generalmente. Esta grasa está “sujeta” a la piel y a los músculos por tiras de tejido conjuntivo formadas de colágeno que es muy resistente y al contrario que la piel, no es elástico.

Lo que se ha comprobado por varios estudios es que realizar deporte intenso influye positivamente sobre el aspecto de la celulitis. Solamente hay que fijarse en todos lo deportista de alto rango que presentan una piel lisa ya que tienen músculo debajo. Por lo que la solución ante este problema es sencilla: pierde grasa y gana músculo.

En primer lugar, tener un porcentaje menor de grasa ayuda a que la celulitis sea menor, y esto se consigue gracias a una dieta equilibrada y a una rutina de ejercicio constante. Esta acumulación de grasa se encuentra encima del músculo, pero, aunque tengas poca grasa y tus músculos sean pequeños y débiles, los bultos de grasa aparecen igualmente debajo de tu piel.

Por otra parte, es recomendable que equilibres tu dieta de azúcares y tener bastante precaución con el consumo abusivo de los carbohidratos, que lo único que generan es acumules más grasa por lo que es imprescindible beber mucha cantidad de agua.

De otra forma, si quieres luchar ante tu celulitis, tendrás que practicar deporte y comer proteínas además de:

– Si tienes mucho sobrepeso: debes cuidar tu dieta y practicar deporte.
– Reducir al máximo el consumo de sal. Los alimentos que contienen mucha sal te provocarán retención de líquido y esto empeorará tu celulitis. No significa que te resignes a comer desabrido por el resto de tus días, bastará con que reemplaces la sal común por sal marina y que incorpores especias a la hora de preparar tus comidas.
– Si eres de las que adelgaza y engorda fácilmente: debes cuidar tu dieta, pero a la vez debes ganar fuerza y masa muscular.
– Comer despacio y masticar bien cada bocado. Comer lento es sumamente importante porque al masticar, la boca segrega una enzima que ayuda a disolver los alimentos. Si tragas sin masticar lo suficiente, los bocados llegan enteros al estómago, entonces el alimento se fermenta antes de que pueda ser digerido y provoca hinchazón y toxinas que terminarán originando celulitis. Por otra parte, si masticas más tenderás a comer menos.
– Si eres de la que está en forma, pero sigues teniendo grasa: es recomendable realizar una dieta y también necesitar un entrenamiento metabólico. Se trata de ejercicios de fuerza intensos, que mueven todas las partes del cuerpo.

También puedes optar por hacerte tratamientos anticelulíticos. Los más comunes son:
Mesoterapia: Consiste en inyectar pequeñas cantidades de diferentes tipos de medicamentos farmacéuticos bajo la piel, de forma que ésta reaccione a los mismos, logrando diferentes objetivos. Uno de esos objetivos es, por ejemplo, la mejoría en la circulación de los líquidos, o la eliminación de grasa.
Carboxiterapia: Es una técnica que consiste en aplicar dióxido de carbono bajo la piel, con el objetivo de que se inicie un proceso de lipolisis que conduzca a que los adipocitos reduzcan su tamaño, lo cual es positivo para acabar con la celulitis.
Radiofrecuencia: Consiste en utilizar sonidos inaudibles para el oído humano que, al chocar contra la piel e introducirse, provoca que los adipocitos se reduzcan y se rompan. Es una técnica que funciona relativamente bien.
Drenajes linfáticos: Ayuda una vez que la celulitis ya ha aparecido, porque son una forma de reducir el nivel de líquidos acumulados, y revertir el problema.

Como quitar la celulitis no es fácil, deberás exigirte disciplina y seguir ciertas rutinas. Si combinas un estilo de vida adecuado y un tratamiento de los que te recomendamos, el objetivo estará mucho más cerca y llegarás a sentirte mejor contigo misma.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *