Saltear al contenido principal
Menú

Cuidados de la piel corporal: cómo tener una piel perfecta

Cuidados De La Piel Corporal: Cómo Tener Una Piel Perfecta

Tan importante es la piel de nuestro rostro, como la que hay en el resto del cuerpo. Parece que siempre hacemos más hincapié en la cara, ya que es una de nuestras zonas más visibles y, con el resto del cuerpo, usamos un tratamiento básico y que, a veces, no se corresponde con las necesidades de este. Una crema hidratante que se nos quede corta o, incluso, que nos dé más grasa de la cuenta y nos empiecen a salir granitos, son los principales problemas de nuestros insuficientes cuidados de la piel corporal.

Si no quieres arrepentirte el día de mañana, cuando muchas veces ya no hay solución o tienen altos costes, presta atención a los consejos, trucos y tratamientos que necesita la piel de tu cuerpo para estar perfecta, luminosa y sin signos de envejecimiento. ¡Verás como todo el mundo te lo nota y te pregunta cuál es tu secreto!

Primera pregunta: ¿Cómo cuidar la piel?

Seguramente creas que con una crema hidratante básica después de cada ducha ya tienes cubiertos los cuidados que necesita la piel de todo tu cuerpo. Y aunque la del rostro sea más sensible y necesite muchos más mimos, no te olvides nunca que el resto de piel también reclama tu atención. Una muy buena rutina para cuidar la piel corporal debería incluir los siguientes pasos diarios:

  • Higiene: sí, con la ducha diaria es suficiente pero, al igual que no te limpias el rostro con cualquier producto, no uses cualquier jabón para lavarte el cuerpo. Escoge siempre dependiendo del tipo de piel que tengas. Y la esponja también es clave en esta rutina diaria. Son mejor las naturales, así que no dudes en investigar y hacerte con una de ellas.
  • Exfoliación: dos veces en semana, lo ideal es usar un exfoliante que se adecúe a nuestro tipo de piel. Por ejemplo, si tenemos una piel sensible, usaremos un exfoliante muy fino e hidratante a la vez, para no notar molestias o sensación de irritación. Los guantes de crin también son una muy buena opción para hacer una exfoliación diaria y muy suave.
  • Hidratación: no ha de pasar ni un solo día en el que no apliques crema hidratante en el cuerpo. Aunque tengas granitos o una piel más bien grasa, lo mejor que puedes hacer es consultar con un profesional para saber qué tipo de crema es la que mejor le va a tu piel.
  • Hidratación más intensa: si tienes zonas del cuerpo más secas de lo normal, repite la hidratación antes de irte a dormir y prueba con aceites o cremas más untuosas

Alimentos para cuidar la piel: la belleza que se come

Además de los cuidados externos, debemos tener en cuenta que una alimentación sana y consciente es esencial para tener una piel más bonita y evitar que esta envejezca. Por eso, debes saber qué alimentos la mejorar o cuáles son más efectivos para tratar la falta de luminosidad o elasticidad. A continuación, te damos unos consejos y trucos alimenticios para que la piel de todo tu cuerpo esté más bonita gracias a lo que comes:

  • Beber dos o más litros de agua diarios. Es imprescindible hidratar la piel también por dentro.
  • Los frutos rojos deben estar incluidos en tu dieta diaria: arándanos, frambuesas, moras…
  • Las proteínas magras son esenciales para cuidar el envejecimiento de la piel: carnes como el pavo y el pollo y todos los tipos de pescado harán que conserves una piel mucho más joven, retrasando los signos de la edad.
  • Grasas vegetales: si te gusta el aguacate, inclúyelo en tus comidas dos o tres veces a la semana para tener una piel mucho más brillante y reluciente. Y no te olvides de cocinarlo todo con aceite de oliva porque vas a notar la diferencia.
  • Tomate: es uno de los alimentos esenciales para tener una piel bonita, gracias a su alto concentrado en betacarotenos. La zanahoria también lo es.

Tratamientos estéticos para cuidar la piel del cuerpo

Si quieres ir un paso más allá y cuidar en profundidad tu piel, en Centros Ideal podrás encontrar los tratamientos a medida Mycode. Un cuidado intensivo para tu cuerpo que además de hidratar y devolverle la juventud a toda tu piel, es capaz de remodelar y definir la figura. Es un tratamiento corporal totalmente personalizado diseñado específicamente para cada tipo de piel y persona, con los activos más efectivos y para eliminar el exceso de líquidos, reducir volumen y, sobre todo, regenerar y reafirmar la piel.

No dejes para mañana lo que puedes empezar hoy mismo. ¡Tu piel te lo agradecerá!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *