Saltear al contenido principal
Menú

Cómo combatir los efectos de la falta de sueño en la piel

Cómo Combatir Los Efectos De La Falta De Sueño En La Piel

La falta de sueño en la piel acelera drásticamente su envejecimiento. Tras haber dormido menos de 6 horas al día es común despertarse con ojeras, piel sin tonalidad, hinchazón e incluso alteraciones en la secreción de grasas de nuestra dermis. Las horas de sueño son sin duda el mejor momento para la regeneración de la piel, siendo además las mejores horas para aplicar cosméticos ya que coincide con el estado óptimo de absorción de nutrientes. Como comentábamos anteriormente la falta de sueño acelera la aparición de líneas en el rostro, irregularidades en la pigmentación y disminución de la elasticidad de la piel, ojos cansados y hundidos, así como manchas marrones bajo los ojos.

A continuación, vamos a exponerte ingredientes que contrastan la falta de sueño en la piel:

– Ácido hialurónico: Este producto ayuda a captar y regular los mecanismos de hidratación de la piel, elevando los niveles de agua en la misma.
– Ácido ascórbico (vitamina C): Neutraliza las partículas tóxicas que dañan nuestra piel y atacan los componentes esenciales de nuestras células, alterando sus funciones y retardando los procesos de reparación natural.
– Retinol (Vitamina A): Favorece la regeneración de la dermis con la creación de nuevas células más fuertes.
– Células madre de origen vegetal: Incentivan la creación de nuevas células dérmicas (fibroblastos), epidérmicas (queratinocitos) ayudando a reparar nuestras propias células madre.
– Reductores de la progerina: Componentes vitales para regular los niveles de proteínas que reducen la producción de colágeno.

Por lo que será importante aplicar por la noche cremas que contengan estos ingredientes, en aras de contrarrestar los efectos de la falta de sueño en la piel. Pero no lo olvides, nada como dormir más y mejor.

Cabe destacar que no siempre son así los problemas de sueño, y a veces solo por quedarnos el móvil ya nos hemos desvelado, y por eso, a continuación, te proponemos algunos consejos útiles:

– Evita o limita el uso de dispositivos electrónicos antes de acostarte: el uso de teléfonos móviles, tabletas digitales, el ordenador… puede activarnos y quitarnos el sueño, por lo que luego nos costará más conciliar el sueño.
– Sustituye la televisión por un libro: puede ser un libro clásico o uno electrónico, pero lo importante es tratar de relajarte mientras lees tu libro favorito. Por ello es adecuado sustituir la televisión por un libro o por una revista.
– Evita las bebidas estimulantes: su consumo puede alterar nuestros hábitos del sueño. Por tanto, debes evitar las bebidas estimulantes como el café, el té o las bebidas con cola antes de irte a la cama y sustituirlas por bebidas relajantes. También es aconsejable eliminar las bebidas energéticas.
– Opta por infusiones relajantes: entre una a dos horas antes de irte a la cama, después de la cena, opta por beber infusiones relajantes. Destaca la infusión de melisa, pasiflora o manzanilla.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *