Saltear al contenido principal
Menú

El hirsutismo en mujeres y cómo se puede combatir

El Hirsutismo En Mujeres Y Cómo Se Puede Combatir

Tener vello en el cuerpo se ha convertido en uno de los primeros problemas estéticos que quieren erradicar tanto hombres como mujeres. Gracias a los diferentes métodos de depilación, acabar con él de manera rápida, inmediata o efectiva ya está al alcance de muchos de nosotros. Pero hay veces que este problema va más allá. Son muchas las mujeres que, además del vello que aparecen en zonas comunes y femeninas, tienen que luchar y hacer frente al pelo que aparece donde no debiera, ya que este está totalmente relacionado con el pelo de los hombres, es decir, el pelo que hormonalmente se da cuando perteneces al género masculino. ¿Qué hacer cuándo esto sucede? ¿Qué tipo de solución puedo darle? ¿Cómo acabo con ello de manera eficaz y duradera? Te contamos todo acerca del hirsutismo femenino y cómo podemos ponerle fin.

Hirsutismo: qué es y cuáles son sus síntomas

En términos científicos, el hirsutismo es el crecimiento excesivo y anómalo del pelo terminal -aquel que es más duro y oscuro que el vello normal- en mujeres y en zonas que no debería aparecer dicho pelo, ya que es un patrón típicamente masculino. Este pelo empieza a crecer en zonas como el labio superior, el abdomen, la barbilla, la espalda, el pecho… y, en definitiva, todas aquellas zonas sensibles a las hormonas masculinas o andrógenos. Sus síntomas son muy visuales, ya que empiezan a aparecer de manera notoria dicho vello oscuro y fuerte en las zonas que son típicas en hombres. Aunque a veces son pelos sueltos y aislados, el problema puede seguir aumentando y convertirse en una mayor cantidad e incluso sombreado de la zona. Esta enfermedad suele afectar al 15% de las mujeres y suele aparecer en el transcurso de la edad fértil.

¿Por qué se produce el hirsutismo en mujeres?

Este problema puede producirse por muchos aspectos, desde los que no son graves, como la herencia que se adquiere de tus progenitores, hasta tumores por los que se puede empezar a experimentar un aumento considerable de este tipo de pelo en zonas que nunca habíamos tenido.

Las principales causas son las siguientes:

  • Por medicamentos con alto grado de hormonas: algunos anticonceptivos de vía oral o medicamentos como la cortisona, con el que puede proliferar este problema estético o acusarlo. ¡Hay que tener cuidado con ellos y pedir información a nuestro médico de cabecera!
  • Por antecedentes familiares y herencia genética: si tu madre o abuelas lo han padecido, el riesgo de padecer hirsutismo son mayores.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *