Saltear al contenido principal

Acné quístico

Acné Quístico

A menos que disfrutemos de una piel privilegiada, todos alguna vez en la vida hemos tenido acné. Sin embargo, no afecta a todos igual ni se sufre con la misma intensidad. El 80% de las personas entre 11 y 30 años lo han desarrollado alguna vez en este período de tiempo. Concretamente en este artículo hablaremos del acné quístico y sobre cómo hay que tratarlo.

¿Qué es el acné quístico?

Es un tipo de acné más grave, en el que se desarrollan nódulos y quistes que se manifiestan como heridas nodulares y quísticas más profundas que suelen aparecer en el rostro y tronco. Está relacionado con las hormonas, la testosterona juega en papel importante por lo que los hombres se ven más afectados que las mujeres. En éstas se ha notado que el ciclo menstrual cambia la evolución del acné quístico. Por lo tanto, las mujeres que padezcan síndrome de ovario poliquístico tienen más probabilidades de estar más expuestas, además tienden a ser obesas. En la obesidad hay más tejido graso por lo que tiene la capacidad de convertir las hormonas femeninas en testosterona y por este motivo puede explicarse la relación de estas mujeres con el acné quístico.

Se denomina acné quístico cuando en vez de puntos negros hay bultos inflamatorios en la piel que están hinchados y de color rojo. Las glándulas sebáceas de la piel están bloqueadas y su contenido no puede sacarse al exterior. La función de dichas glándulas es lubricar e hidratar la piel mediante la producción de grasa. Si los conductos que drenan la grasa al exterior están bloqueados. Las bacterias pueden acumularse en las glándulas. Lo que determina la agresividad del acné quístico son las características anidadas en los poros. En este caso los microorganismos son los productores de inflamación.

  • Aparece en la pubertad, aunque también puede manifestarse en la edad adulta.
  • La cremas que son perfectas para el acné quístico deben contener propiedades antinflamatorios, cicatrizantes, antioxidantes y emolientes. Si contienen aloe vera mejor, ya que calma notablemente la piel.
  • El aceite de almendra además de tener un efecto hidratante contiene propiedades antibacterianas.
  • La Vitamina pp o niacina, alivia la irritación, ayuda a la eliminación de granos y reduce el exceso de sebo.
  • El ácido salicílico elimina la suciedad permitiendo que la piel respire.
  • El extracto de bardana y de salvia sirven como reguladores de sebo.
  • Hay tres grados diferentes de acné quístico:

    • Leve, se pueden contar hasta cinco nódulos inflamatorios en la piel e incluso el mismo número de quistes. Es un acné agresivo pero que se llega a contralar bien por el médico especialista. Por lo general, se trata con cremas y medidas de cuidado general.
    • Moderado, en este tipo de acné quístico suele haber diez lesiones nodulares purulentas, pero menos de veinte. Se requiere el uso de medicamentos orales y suele generar cicatrices en un futuro.
    • Severo, esta es la forma más agresiva de todos causando hasta más de veinte lesiones en todo el cuerpo. Los nódulos regularmente se inflaman, secretan pus y duelen bastante cuando los presionas e incluso espontáneamente. No responde bien a los tratamientos y puede requerir hasta inyecciones de antiinflamatorios tópicos. Cuando hay demasiada pues hay que drenarlo quirúrgicamente.
  • Cremas para el acné quístico: Deben contener propiedades antinflamatorios, cicatrizantes, antioxidantes y emolientes. Si contienen aloe vera mejor, ya que calma notablemente la piel.
  • El aceite de almendra además de tener un efecto hidratante contiene propiedades antibacterianas.
    La Vitamina pp o niacina, alivia la irritación, ayuda a la eliminación de granos y reduce el exceso de sebo.
    El ácido salicílico elimina la suciedad permitiendo que la piel respire.
    El extracto de bardana y de salvia sirven como reguladores de sebo.

¿Cómo eliminar el acné quístico naturalmente?

  • Aspirina: Tritura una aspirina y añade un poco de agua hasta que se convierta en una pasta. Luego solo tienes que aplicarlo en la zona a tratar y deja actuar unos minutos. El principal activo de la aspirina es el ácido salicílico que alivia la inflamación y dolor.
  • Vinagre: El vinagre es un gran antibacteriano por lo que ayuda a matar las bacterias del acné. No debes usarlo de forma pura, tienes que mezclarlo con agua. Todas las mañana y noches, limpia la cara con un algodón empapado en agua y vinagre de sidra de manzana, donde la proporción sea de dos tapones de vinagre en un vaso de agua purificada.
  • Retinol: Los retinoides ayudan a exfoliar y a eliminar las células que obstruyen los poros de la superficie de la piel.
  • Aceite de árbol de té: Tiene propiedades antibacterianas y antiinflamatorias, por lo que no solo reduce las bacterias que causan el acné, sino que también reduce la inflamación de la piel. Debes aplicarlo dos veces al día con ayuda de un bastoncillo.

Dieta para el acné quístico

Los alimentos para evitar o reducir el acné son sobre todo que sean ricos en fibras y omega-3 puesto qua ayudan a regular el azúcar en sangre, reducen o evitan la inflamación de la piel y favorecen la aparición de acné. Además, se deben incluir alimentos ricos en zinc porque ayudan a reducir la oleosidad y promueven la cicatrización de la piel evitando que el acné cause manchas o cicatrices (frutos secos).

• Aguacate. Rico en Vitamina B6, C y E; hidrata la piel, reduce la inflamación y puede utilizarse como mascarilla.
• Zanahoria. Vegetal con un alto contenido en betacaroteno. Este pigmento se convierte en Vitamina A en el cuerpo y se ha demostrado que es uno de los antioxidantes más potentes, desempeñando un papel clave en el control de la producción de sebo excesivo. Actúa como protector para reducir la oxidación celular.
• Frutos secos. avellanas, nueces, almendras, marañón o merey, castaña de Brasil, maní o cacahuates, pistachos. Existen muchos beneficios entre otros que son ricos en minerales como magnesio, potasio, selenio y zinc. Pueden prevenir el acné en la piel.
• Alimentos ricos en Omega-3. Sardinas, atún, salmón, linaza, chía. Los nutrientes contenidos en los ácidos grasos beneficiosos pueden mantener la piel en perfectas condiciones. El Omega-3 elimina el sebo que atasca los poros y ayuda a que las glándulas sebáceas funcionen con normalidad haciendo que la piel sea más voluminosa y saludable.
• Yogur natural. Consumir diariamente un yogur ayuda a aumentar la cantidad de bacterias beneficiosas en el ácido estomacal eliminando las bacterias dañinas que causan el aumento de sebo. Además, es rico en minerales y vitaminas que pueden utilizarse como alimento natural de las células epiteliales y promover una piel saludable y firme.
• Carbohidratos; arroz integral, pasta integral, quinoa, avena.
• Carnes bajas en grasa; pescado, pollo, lomo de cerdo.
• Vegetales verdes. Son la prioridad de los alimentos contra el acné ya que ayudan a limpiar de bacterias y toxinas el tracto digestivo (espinacas o brócoli).

Además de todo esto, es fundamental ayudar a que la piel se mantenga limpia e hidratada. Para ello hay que beber diariamente 2 a 2,5 l de agua y favorecer el proceso de cicatrización. El agua libera fácilmente algunas toxinas que pueden llegar a causar los granos y espinillas.

Recuerda que tienes promociones exclusivas en nuestra tienda online. ¡Compra ahora y disfruta cuando quieras!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *